Antecedentes

El Comité Helsinki España nace en 1990 al amparo del Acta Final de la Conferencia sobre la Seguridad y Cooperación en Europa (CSCE) conocida también como Acta Final de Helsinki. Firmada por 35 países el 1 de agosto de 1975 el Acta Final de Helsinki es considerada el punto de partida de la hoy denominada Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE).

Acta_Final_Helsinki_Antecedentes1

El Acta Final de Helsinki incorpora una serie de compromisos fundamentales en materia político-militar, económica y de derechos humanos que se convirtieron en el centro del denominado “Proceso de Helsinki”. Así mismo,  establece diez principios fundamentales  que regulan el comportamiento de los Estados para con sus ciudadanos, así como hacia los demás Estados.

Los principios enumerados en el Acta son:

  • Igualdad soberana, respeto de los derechos inherentes a la soberanía
  • Abstención de recurrir a la amenaza o al uso de la fuerza
  • Inviolabilidad de las fronteras
  • Integridad territorial de los estados
  • Arreglo de las controversias por medios pacíficos
  • No intervención en los asuntos internos
  • Respeto de los derechos humanos y de las libertades fundamentales, incluida la libertad de pensamiento, conciencia, religión o creencia.
  • Igualdad de derechos y libre determinación de los pueblos
  • Cooperación entre los estados
  • Cumplimiento de buena fe de las obligaciones contraídas según el derecho internacional
Acta_Final_Helsinki_Antecedentes4

Hasta 1990, la CSCE lo conformaba una serie de reuniones y conferencias donde los países miembros trabajaban sobre los compromisos adquiridos y revisaban periódicamente su aplicación. Es a partir del fin de la Guerra Fría, tras la Cumbre de París de noviembre 1990, cuando se le dotaron de instituciones permanentes y capacidades operativas. Tras la Cumbre de Jefes de Estado de Budapest en diciembre de 1994, el nombre de la CSCE pasó a ser Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa, mundialmente reconocida por sus siglas OSCE.

 

Los principios del Acta de Helsinki dedicados al respeto de los derechos humanos y libertades fundamentales propiciaron la creación, en Moscú, de la organización no gubernamental Grupo de Helsinki cuyo fin era el de monitorear la aplicación de los Acuerdos de Helsinki. El Grupo de Helsinki se extendió con la creación de varios comités regionales y nacionales, entre los que figura Helsinki España.

Desde su creación, en 1990, Helsinki España se ha dedicado a difundir y promover los principios del Acta Final de Helsinki, trabajando en el respeto y la defensa de los derechos humanos a través de la educación.

Acta_Final_Helsinki_Antecedentes3